Los niños están aprendiendo desde el momento en que nacen

Casi 90% del desarrollo del cerebro ocurre para cuando el niño llega a los 3 años. Durante este tiempo, trillones de conexiones de células del cerebro, llamadas sinapsis neuronales, se forman en el cerebro de su bebé. Las sinapsis que no se “conectan” en el cerebro de su niño a través de experiencias, interacciones y estimulación tempranas desafortunadamente se pierden y no regresan más.

Los cerebros de los niños crecen mejor cuando ellos tienen padres y proveedores de cuidado atentos y receptivos a quienes les gusta hablar, jugar y cantar con ellos temprano en sus vidas. Cada vez que un padre responde al llanto y necesidades de un bebé, desarrolla confianza y conexión lo cual conlleva a una saludable desarrollo del cerebro.